Orientación Educacional

A través de la Grafología podemos determinar los intereses y aptitudes que tiene una persona fundamentalmente mediante la observación de su escritura. Ya que ésta es capaz de expresar su temperamento y habilidades, como los intereses que puede desarrollar la misma de manera idónea, a partir de la determinación de sus rasgos afectivos, biológicos y cognitivos más relevantes.

Es sabido que las personas pueden llevar mejor una actividad formativa o laboral mientras mayor sean sus motivaciones e intereses respecto de tal actividad. Por lo mismo resulta esencial, si se quiere desarrollar adecuadamente las habilidades y destrezas que requieren una futura actividad de estudio o laboral, tener claro cuáles son los elementos constitutivos de una persona, su caracterología emocional y cognitiva.

Tal es el fin del Análisis Grafológico: determinar dicha caracterología o complejo afectivo-cognitivo. Aunque también es relevante señalar que en Análisis Grafológico y sus resultados pueden ser complementados con otras técnicas proyectivas de aptitudes (por ejemplo: entrevistas personales). Lo fundamental es tener presente que el objetivo del Análisis Grafológico es siempre orientar al estudiante en su trabajo diario, proyectándose hacia la consecución de sus logros y brindándole información adecuada sobre carreras y estudios específicos que él mismo quera iniciar o continuar.